Señales de que hay roedores en tu hogar o negocio

2020-12-11T23:24:57+00:00

Sabemos que la higiene es algo esencial y mucho más en este tiempo que estamos viviendo en que las que las medidas y cuidado se han extremado para evitar cualquier tipo de enfermedades que afecten nuestro sistema inmunológico.

Te compartimos algunas señales de que podría haber roedores en tu hogar o negocio:

Roídos

Al menos de que exista una infestación muy grave, los ratones tienden a ser muy escurridizos, por lo que es difícil llegar a verlos. Sin embargo, su presencia puede ser detectada ya que suelen roer muebles, paredes y el suelo.

Restos de excremento

Esta alerta es de las más comunes y fáciles de identificar. El excremento de los ratones suele ser alargado y sus bordes redondeados, similares a la forma de un grano de arroz de color negro.

Manchas en superficies

Los ratones, la mayoría de las veces, suelen dejar manchas de color gris oscuro sobre la superficie que se desplazan. Normalmente se mueven de su escondite hacia donde encuentren una fuente de comida o agua.

Olor a amoníaco

Sí, los roedores tienen un peculiar aroma muy parecido al del amoníaco. Es importante que prestemos atención si percibimos un aroma parecido a ese, principalmente en espacios cerrados como una alacena o un armario.

Daños en instalaciones

Los dientes de los roedores están en constante crecimiento, es por ello que tienen el hábito de roer. Esto puede causar daños en madera o plástico e incluso son capaces de ocasionar accidentes eléctricos si al roer entran en contacto con el cableado de la fuente de energía.

Madrigueras

Los roedores construyen sus madrigueras para refugiarse. Generalmente, lo hacen en espacios angostos y oscuros, cerca de estructuras sólidas, como paredes o losas, aunque también pueden hacerlas bajo un montón de basura, tierra o cajas amontonadas.

 

Identifica el escondite perfecto y toma precauciones:

Los ratones no sólo se encuentran en madrigueras a simple vista, sino que también encuentran idóneo otro tipo de lugares para establecer una colonia. Uno de sus lugares favoritos es el armario y también sienten atracción por los electrodomésticos: estufas, lavadoras o secadoras.

Ante cualquier sospecha, una buena forma de comprobar si hay presencia de ratones es esparcir en estos espacios un poco de harina. Si al día siguiente encontramos pequeñas huellas, es hora de prepararnos para implementar un control de roedores. O también de igual manera se puede implementar el uso de  trampas físicas como charolas de pegamento, cebaderas o trampas de captura viva.

Recuerda que los roedores son un peligro latente, pues a través de sus secreciones, ponen en riesgo nuestra salud y nos exponen a terribles enfermedades, tales como: leptospirosis, toxoplasmosis, teníais, triquinosis y hantavirus. Lo grave es que muchas de éstas son asintomáticas, es decir, no provocan síntomas evidentes y, si no son tratadas a la brevedad, podrían generar daños más graves en un futuro.