RIESGOS AL EVITAR EL CONTROL DE PLAGAS

2019-01-14T12:13:35+00:00

Conoce los “Peligros de no tomar medidas preventivas en el control de plagas”

Es importante tener en cuenta que a lo largo de la historia las colectividades humanas han transformado progresivamente el medio ambiente y los ecosistemas primitivos con la consecuente ruptura del equilibrio ecológico.

Debido a esto, la dinámica de las especies animales que viven en la vecindad del ser humano ha cambiado provocando la expansión de ciertas especies.

Cómo consecuencia de ello comienzan a aparecer plagas asociadas al almacenamiento de alimentos, la eliminación de aguas residuales y desechos provocando una mayor interrelación entre los seres humanos y los organismos nocivos.

Se categorizan como plagas debido al aumento de su presencia en interiores en un número considerable, y su permanencia en el exterior en una cantidad suficiente para representar un perjuicio al ser humano: disrumpen sus tejidos, sus alimentos o sus estructuras, le transmiten patógenos, producen picaduras dolorosas o reacciones alérgicas.

Determinadas especies de vectores son potencialmente más peligrosas para la salud humana, que otras, sin embargo debemos tomar como norma elemental que todas trasmiten enfermedades al hombre y por tal se deberá considerar a toda plaga o vector como enemigo de la salud pública.


Las plagas tienen diferentes épocas de brotes, presentando más actividad en ciertos meses que en otros.

Los mosquitos Aedes aegypti pueden transmitir enfermedades como dengue, zika y chikungunya, que pueden resultar graves para la salud. Lo torna a la epidemia más grave, es la coexistencia del dengue, con dos enfermedades virales transmitida por el mismo vector: el Zika y el Chikungunya.

Otras plagas como las cucarachas consumen alimentos de todo tipo, incluso desperdicios. Son de hábitos nocturnos, lo cual hace que su presencia pueda pasar inadvertidas en cualquier lugar.

Las ratas llevan a sus nidos alimentos y residuos que al descomponerse originan gérmenes patógenos que luego ellas mismas trasladan a nuestros alimentos. Su aspecto hace que la mayoría les tenga fobia, por lo qué si comprueban la existencia de ratas en algún lugar, no querrán acercarse más a éste.

Las moscas son portadoras de agentes infecciosos y capaces de transmitir enfermedades a las personas, entre éstas: fiebre tifoidea, disentería, cólera, lepra y tuberculosis. Son atraídas por lugares con concentración de materia orgánica, como cestos de basura, residuos patológicos, etc.

Se estima que el 90% de nuestra vida la pasamos en lugares cerrados, ya sea la escuela, el trabajo, los comercios, industrias, entre otros; por lo que resulta primordial garantizar la calidad de vida en estos sitios,  manteniendo una buena calidad del aire y limitando la exposición a peligros potenciales para la salud como las plagas.


El aumento de la temperatura interior y de la humedad relativa del aire ha creado unas condiciones favorables a una amplia variedad de insectos y ácaros. El aumento de las afecciones asmáticas, tanto en los países desarrollados como en los países en vías de desarrollo, puede ser la primera de las múltiples reacciones de los seres humanos a unos ambientes con aire en malas condiciones y a la exposición de alérgenos en interiores, ya que numerosas especies de insectos y ácaros se han ido adaptando a los hábitats únicos y a las condiciones creadas por el ser humano en sus hogares y lugares de trabajo.


La hipersensibilidad a insectos es unos de los problemas de salud más importante actualmente, ya que el tratamiento de estas alergias requiere elevados gastos médicos. La alergia más común es la que producen los ácaros del polvo, seguida de las alergias a cucarachas.

Otro de los grandes inconvenientes de no ejercer un control de plagas, es la llamada entomofobia o sensación de miedo y pánico ante la presencia de insectos o arácnidos. Principalmente lo producen las arañas e insectos picadores como las avispas, aunque existen casos de fobias a cualquier artrópodo.

Entonces el objetivo del control de plagas es la mejora del bienestar de los residentes urbanos y la reducción de las enfermedades transmisibles.

Una correcta identificación de la plaga qué ésta afectando tanto tu salud,como tu bienestar laboral, social, industrial,etc; y una buena planificación para erradicarla aseguran que las medidas de control de plagas actuaran rápida y eficazmente.