Recomendaciones a la industria alimentaria para prevenir plagas

2020-02-10T20:05:26+00:00

Recomendaciones a la industria alimentaria para prevenir plagas

Cucarachas, roedores, insectos… en definitiva animales que no deben relacionarse con los alimentos para consumo humano por obvias razones de salubridad. Las plagas en restaurantes, distribuidores y productores de alimentos e incluso en el sector hotelero son un peligro inminente para la población, en principio porque propagan patógenos que producen enfermedades graves, pero también son un riesgo para el negocio, bajando su reputación y en algunos casos causando el cierre del establecimiento.

La realidad no es tan divertida como se muestra en la famosa película de Disney “Ratatouille” en la que son ratas las que preparan la comida, que ironía resulta ser que justamente es una de las plagas más odiadas en el sector.

Importancia de la prevención de plagas en la industria alimentaria

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) la seguridad alimentaria es uno de sus principales objetivos, ellos buscan que todos los alimentos consumidos por el hombre sean inocuos y además garantizar la nutrición a través de los mismos.

Las plagas en el sector alimentario pueden convertirse en un grave problema de salud, un inadecuado control de las mismas puede ocasionar enfermedades en toda una población, imaginemos por un segundo que la principal distribuidora de carne de la localidad no cumple con las normativas de higiene y en el proceso de producción se contamina la materia con salmonela, el resultado puede ser una epidemia catastrófica, causada por una plaga de roedores por ejemplo.

Participantes del proceso alimentario que deben prevenir plagas

Te has preguntado alguna vez, ¿cómo llegan los alimentos a la mesa?, en todos los procesos hay diversas industrias implicadas y cada sector debe ser responsable con la calidad e inocuidad de los alimentos.

1.- El productor: hablamos de los agricultores, de ganaderos, de pescadores, etc. Se puede decir que se refiere al origen del producto fresco.

2.- Industrias de transformación: se trata de empresas que se dedican a transformar la materia prima en el producto final, la harina de trigo es un claro ejemplo de transformación, hay que tener claro que no todos los alimentos se transforman, muchos se consumen frescos.

3.- Distribuidores: son empresas que se dedican a abastecer diferentes rubros como restaurantes, mercados, hoteles, cruceros, etc.

4.- Los vendedores: son quienes finalmente ofrecen el producto al consumidor final, en algunos casos como los restaurantes tienen un proceso de transformación final (la preparación de la comida)

5.- El consumidor: Al final el producto llega a nuestras manos, o mejor decir nuestra boca, y si en alguno de los pasos anteriores las plagas contaminaron el producto podemos hablar de un problema grave.

Consejos para prevenir plagas en la industria

1.- Realizar una inspección adecuada de los procesos y de la infraestructura de la empresa. Con la finalidad de identificar posibles fallas y accesos para las plagas.

2.- Luego de realizar una inspección física, se deben tomar medidas preventivas, lo ideal es la exclusión, se trata de un mantenimiento adecuado a las instalaciones para evitar la entrada de plagas.

3.- Colocar trampas acordes al tipo de plaga que puede atacar el establecimiento, trampas para roedores, insectos rastreros o voladores, la idea es que no sea necesario tener que aplicar químicos para matar las plagas, ya que los químicos en si representan un problema adicional para la salud.

4.- Establecer un proceso continuo de revisión y supervisión, la prevención es una tarea constante que debe mantenerse, obteniendo así un certificado de salubridad que genera confianza para el consumidor final.

 

Fuentes.

https://www.hablemosdelcampo.com/el-sistema-de-alimentos-desde-el-agricultor-hasta-el-consumidor/

https://www.who.int/foodsafety/areas_work/nutrition/es/

https://higieneambiental.com/control-de-plagas/siete-pasos-para-un-correcto-control-de-plagas-en-la-industria-alimentaria